12 ago. 2013

El arte de desconectar





Me gusta mucho hacer ganchillo,  pero como  pasa con todo, cuando te saturas- cosa que ahora me esta sucediendo por una serie de felices circunstancias - el sentido común dicta que hay que parar un poco y cambiar de registro.

Cada uno  de nosotros es un mundo particular,   así  que cuando de lo que se trata es de desconectar,  las opciones por lo general serán de lo mas variado : unos tirarán por la jardinería,  otros por un rato de lectura o por ver la tele, o dormir, o salir a dar un paseo, ir al gimnasio, cualquier cosa  que se nos ocurra ... las posibilidades son infinitas (o casi infinitas)
El verano tambien facilita las cosas, hay mas tiempo, aunque no siempre coincide que por serlo tengas mas ganas de hacer de todo- y es que con este calor  cualquiera se mueve. 
Este año las vacas nos tocan en septiembre, ya queda menos (se esta haciendo interminable)
Ya hay ganas...


Ahora todo me cuesta un poco mas, pero si echo una mirada hacia atrás, me sorprendo de la cantidad de cosas que he llegado a hacer.  algunas de ellas ya son capítulo cerrado, como por ejemplo mi  incursión en el maravilloso mundo de las ondas  en una emisora pirata, intentando  hacer un programa  que en su momento pretendía  homenajear a  Rosa de Sanatorio-  memorable programa de  Radio 3, que acabó hundido como el Titanic con la llegada de las radioformulas- hubo muchos cambios en aquellla época y lamentablemente cosas increibleménte buenas dejaron de emitirse,  pero como la masa solicitaba "lo último de lo último, lo muy, muy, lo más, más y lo tope de lo tope"( definido sabiamente por la Polla Records)   pues eso-  que ahora, así nos va, muñequitos....



Y entre todo esto, manualidades, muchas manualidades, pintar, dibujar, modelar, coser  y todo ello en   en un minimo espacio del todo insuficiente  para tanta tarea junta, pero bueno, uno se las apañaba como podía.

Al final toda esa historia creativa fue menguando, ya se sabe, aparecen nuevos intereses y aficiones  que van sustituyendo a otros- como ejemplo de ello,  mi caja de  pinturas,  que quedó cerrada  y atrapada en el tiempo. A veces la abro,  observo mis pinceles medio desgastados, algunos extraños artilugios  utilizados para mis  tareas creativas, inhalo el penetrante aroma de  mis óleos medio espachurrados y la vuelvo a cerrar,  dejando prisionera su esencia.
Si algun dia me toca la lotería y puedo permitirme el lujo de tener una casa solo un poco mas grande, esa caja posiblemente se abrirá de nuevo y volveremos a darle a los pinceles a ver que sale,  entre tanto  voy practicando con las nuevas tecnologías plásticas, que aunque no huelen a nada,  si tienen la ventaja de ocupar menos espacio, algo que tambien tienen su encanto.

Algunos de estos dibujillos New Generation- no me atrevo a llamarlos ilustraciones- ya han salido por aquí, entre ellas la niña retro que hace ganchillo, y que durante un tiempo estuve utilizando como cabecera de blog- ahora ya veis que la he cambiado por otra niña que tambien teje. 
Improvisados dibujos, que me ayudan a desconectar y a desbloquear  circuitos,
Reset total...








Seguro que se cumple


























           
                                por cierto que me iba sin despedirme


                                 Feliz semana :))

3 comentarios:

  1. Pues otra cosa que se te da súper bien. Me parecen todos preciosos

    ResponderEliminar
  2. Gracias guapa y muchisimas felicidades por tu peque!!!

    ResponderEliminar
  3. Son muy alegres y bonitos. El de la taza me gusta mucho

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario :)
Thank you so much for you comment :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...